Hoy hice una presentación

  •  
  • 240
  • 10
  • 3
  • Spanish 
May 2, 2012 07:18 presentación fútbol violencia
Hoy hice una presentación en mi clase de español sobre violencia y fútbol. Un parte de la nota es la gramática, así que no pude escribirla aquí antes de que hice la presentación. Estoy segura que hice unos errores, pero ¡espero que no haya demasiados!

He escrito el texto aquí y también he grabado el audio, si quieren/queréis oír mi acento terrible, jaja. Sueno como una norteamericana, sin duda, pero creo que pueden/podéis entenderme.

El audio: http://soundcloud.com/ceaer/espa-ol-hablado/s-iivAw

El texto: Como sabéis, me encanta el fútbol. Creo que no hay nada mejor que ver un partido en vivo. Desde que era niña, mi padre nos ha llevado a mi hermano y a mí a partidos del fútbol, del equipo neoyorquino de la MLS y de las selecciones masculinas y femeninas de los Estados Unidos.

Lo que hace un partido en vivo mejor que uno por televisión es la atmósfera, la pasión de la gente en las gradas. Hay un grupo de aficionados—el South Ward—que va a cada partido de los Red Bulls de Nueva York, y que canta, grita, toca tambores, y ondea banderas durante el partido entero. Me encanta ese tipo de atmósfera.

Sin embargo, sé que los aficionados del fútbol tienen malas reputaciones…son violentes y locos, ¿no? Bueno, es verdad que algunos países todavía tienen un problema con violencia en sus estadios. En años recientes, Grecia y Italia en particular han tenido un gran problema con sus aficionados. En marzo, un clásico griego fue suspendido cuando la gente de una barra brava incendió el estadio y la semana pasada en Italia, un partido entre Génova y Siena fue retrasado cuando doscientos Ultras de Génova tiraron bengalas a la cancha.

Por lo general, este tipo de violencia no es un problema en los Estados Unidos. La MLS tiene aficionados apasionantes y ruidosos, pero ellos no son violentes.
Sin embargo, cuando selecciones o equipos internacionales juegan en los Estados Unidos, algunas veces hay problemas.

El verano pasado fui a un partido de la Copa Oro con mi padre, mi hermano, y un amigo de mi padre. El partido fue entre las selecciones de Honduras y Jamaica, y durante el partido había un incidente feo en las gradas. El árbitro había marcado un penal en favor de Jamaica y como respuesta, los aficionados de Honduras tiraron docenas de botellas de cerveza a la cancha, cincuenta o sesenta por lo menos. Algunas golpearon a los jugadores y a los árbitros mientras que otras golpearon a otra gente en las gradas. Era estúpido y repugnante. Eso es el único aspecto del fútbol que no me gusta en absoluto.