La Boda de un Antiguo Amigo

  •  
  • 52
  • 2
  • 1
  • Spanish 
Jun 11, 2018 01:54
La Boda de un Antiguo Amigo
En febrero, recibí un mensaje de Facebook de un amigo que no había visto desde años atras. “¿Que es tu dirección?” Fue un mensaje que viene de repente y inesperadamente. No había visto el amigo en hueso y carne desde 2011, y no había pasado tiempo juntos en realidad desde el primer año de la escuela secundaria, hace al menos de trece años. Él todavía vivía en la misma ciudad en lo que crezcamos, unos mil de millas de donde vivo ahora. “¿Qué quiere y qué significa esto?” pensé. Creía que él necesitaba visitar a Minneapolis por su trabajo o algo así y quería planificar un visita a yo entre otros lugares aquí. Lo envié mi dirección y olvidé el acontecimiento. Unas semanas después, recibí una carta. Empezó con la frase “¡Recuerda la fecha!” y continuó con los detalles de la boda de mi amigo y su prometida. Que bueno, pensé, y inmediatamente lo envié mis felicitaciónes.
Para mí mismo, aún no tengo nada de ganas de caserme a alguna mujer, pero supongo que es el tiempo de la vida (las finales de sus 20s), cuando se empece a ver a más notificaciónes de bodas y los nacimientos de niños de personas de la misma edad, en lo que se considera sus prioridades en la vida. Soy soltero, y me gusta mucho. Tengo todo control sobre la toma de decisiones en mi propia vida, de los gastos, inversiones y la viviencia. Puedo dedicarme totalmente a las cosas lo que quiero dedicarme. Si querría trabajar siete días cada semana para evitar nuevas deudas y pagar los que ya existen, puedo hacerlo. Si querría viajar a cualquier parte del mundo, puedo hacerlo. Sí querría abandonar todo aquí y moverme a Albuquerque, Australia o Timbuktu, puedo hacerlo. Pero, al mismo vez, las pocas relaciónes que he tenido completamente valía la pena.