Hunger Can't Wait (Part 1)

  •  
  • 309
  • 3
  • 2
  • English 
Nov 24, 2017 06:47
Be aware: Hi, I'm planning on creating a website and publish the entries I've posted here. Obviously I'll publish the corrected entries. If that's OK for you and you don't want any acknowledgments go ahead and correct the entry. If you want acknowledgment let me know it, I'd be glad to recognize your contribution.


The author -who took over the direction of the Food and Agriculture Organization (FAO) the first day of the year-, foretells which will be his challenges in order to fight for Food Security while he is in charge. He also highlights that this topic along with Climate Change require production and consumption guidelines more sustentable.


Jose Graziano Da Silva FAO's Managing Director

Another year ends, the usual balance that makes us to reflect on the successes and failures of the last twelve months and look forward, have special meaning for me.

My life experienced an inflection point last June, when I was elected as the FAO's Managing Director. I'm holding this charge from January first, my job is to turn that date into the inflection point in the fight against humger.

Nowadays, about one thousand million people still suffer malnutrition, and several countries are far from reach the first of the Millenium Development Goals: halving the rate of people living in hunger situation and extreme porverty by 2015.

My biggest priority for 2012 will be to give a renewed impulse in order to achieve this goal, also pointing towards hunger eradication from the face of the earth. Obviously, it is not something FAO can do by itself. It needs a new international mobilization, the support of politic leaders worldwide, and a joint effort of the whole United Nations family and other development partners.
El hambre no puede esperar

El autor, quien asumió el primer día del año la dirección de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), anticipa cuales serán sus desafíos en su lucha por la seguridad alimentaria en los años de su gestión. Asimismo, destaca que este tema y el cambio climático requieren pautas de producción y consumo más sustentables.

Al finalizar otro año, el tradicional balance que nos hace reflexionar sobre los éxitos y fracasos de los últimos doce meses y mirar hacia delante, tiene para mí un significado especial.

El pasado mes de junio supuso un punto de inflexión en mi vida, con mi elección como Director General de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

Ocupo el cargo a partir del 1 de enero, y mi labor será que esa fecha se convierta en otro punto de inflexión, en este caso en la lucha contra el hambre.

En la actualidad, cerca de mil millones de personas sufren aún de desnutrición, y muchos países están lejos de poder alcanzar el primero de los objetivos de desarrollo del milenio: reducir a la mitad para 2015 la proporción de personas que viven en situación de hambre y pobreza extrema.

Mi principal prioridad para 2012 será dar un renovado impulso para lograr este objetivo, pero también apuntar más allá: hacia la erradicación del hambre de la faz de la tierra. Obviamente, no se trata de algo que la FAO pueda alcanzar por sí sola. Necesita una nueva movilización internacional, el apoyo de los responsables políticos en todo el mundo, y un esfuerzo conjunto de toda la familia de Naciones Unidas y otros socios del desarrollo.

https://www.clarin.com/rural/hambre-puede-esperar_0_SkSxS3O2P7g.html